viernes, 16 de julio de 2010

Cenar y Conversar


En la última página del Vanity Fair aparece el Cuestionario Proust. Este cuestionario se compone de una serie de preguntas cuyas respuestas, dicen, dan una buena idea sobre el carácter de la persona que la responde. Someterse al cuestionario era un entretenimiento muy común en en las veladas y reuniones del Siglo XIX. Contrario a lo que mucha gente piensa, este cuestionario no fue inventado por Marcel Proust, lo que pasa es que sus respuestas debieron de ser de lo más ingeniosas y su nombre quedó por siempre ligado al cuestionario.

En el Vanity Fair el cuestionario es contestado por una persona famosa (famosa de verdad, no como aquí que tenemos a cada celebrity...). A mi me entretiene mucho leerlo, y hay algunas preguntas que me llaman mucho la atención.

Una de ellas es: "Dónde y cuándo has sido más feliz?" A la que muchos de los entrevistados contestan "ahora" (me encanta porque, aunque considero que no hay que olvidar el pasado hay que ser positivo y vivir la vida y el día a día plenamente).

También me parece curiosa la pregunta de "Cual es tu idea de la felicidad absoluta?" Aquí hay respuestas para todo, pero muchas de ellas están relacionadas con la comida o con cosas tan normales y cotidianas como leer el periódico por las mañanas o sacar a pasear a los perros (yo nunca pondría lo de pasear a los perros, dónde vivo, en invierno y por la noche hace un frío que pela y sacar a mi Ciro dista mucho de ser un momento de "felicidad absoluta").

Pero mi pregunta favorita es esta: " Cual es la persona (viva) que más admiras?" La cosa es que yo a veces me hago esa pregunta. A quién admiro? A muchas personas, algunas famosas y algunas desconocidas. Con algunas de ellas creo que no tendría nada en común, pero hay otra con las que me encantaría conocer mejor, así que últimamente he "reconvertido" la pregunta a "Con que persona te gustaría cenar algún día?" (cenar en el sentido de estupenda velada con amena tertulia hasta el amanecer!).

Los invitados a mi "cena imaginaria" suelen variar según mis gustos y estado de ánimo, pero últimamente siempre "invito" a dos personas. Caballeros ambos dos de cierta edad (será por eso que siempre pienso en ellos para mi cena imaginaria, por el factor tiempo ya que uno tiene 80 años y al otro le queda poco para cumplirlos!). Además creo que se llevarían bien entre ellos. Queréis conocerlos?

El que lleva más tiempo en mi lista es el Señor Stephen Sondheim, uno de los Reyes del teatro musical.


Entre sus muchos éxitos figuran, las letras de Gypsy y West Side Story así como la música y letras de títulos tan variados como "Golfus de Roma", Follies, Company, Sweeny Todd y A Little Night Music, la cual está ahora en cartel en Broadway y por la que Catherine Zeta Jones acaba de ganar un Tony como mejor actriz. Impresionante, verdad? (Se me olvidaba, también tiene un Oscar a la mejor canción por una que interpretaba Madona en Dick Tracy y un premio Pulitzer por la obra Sunday in the Park with George. Y no sólo eso, en las entrevistas que he visto de el parece simpático y todo!).


El otro es Quentin Blake (no tengo muy claro si es Sir Quentin, si no lo es, no tardará mucho en serlo). Mi ilustrador de cuentos favorito!


Es sobre todo famoso por sus ilustraciones de los cuentos de Roald Dahl (Matilda, Las Brujas...), pero también tiene muchos cuentos escritos e ilustrados por el mismo. A mis hijos les encantan, pero yo creo que a mi me gustan todavía más!


Bueno, y a vosotros, con quién os gustaría cenar y conversar?

Besos y Feliz Lunes!

7 comentarios:

Rocio dijo...

Reyes !!! me sorprendes, ¿con Stephen Sondheim? claro que el resto de tus compositores de musicales favoritos llevan ya mucho tiempo criando malvas, no? Lo de Quentin Blake estaba más cantado.
Hum, yo me tengo que pensar cuales serían mis comensales....
Un beso

Másdelomismo dijo...

ufff, pues no te creas que lo tengo claro...

El problema es que aunque admiro a gente, no a mucha la verdad, no soy nada mitómana, y eso me hace que tampoco piense en ellos como especiales. Vaya, los admiro por determinadas cosas pero en el fondo me puede el sentimiento de que ello no significa que sean grandes personas en su generalidad

Me he explicado? vaya lío estoy formando....

Quizás me hubiera divertido en una cena con Cela....

Reyes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tracy dijo...

Un post el tuyo muy interesante. También ahora se hace eso de contestar cuestionarios cuando se está entre un grupo de amigos y de ahí sobremesas interminables hablando de todo lo divino y humano.

Sherol Vinhas dijo...

Oi querida, vou me mudar para próximo do trabalho do meu marido, fica mais facil para nós.
Beijos

macarena dijo...

Interesante, interesante... lo del cuestionario y lo de sentarte a cenar con personas a las que admiras y con las que te gustaría compartir una velada. La verdad es que necesitaría reflexionar mucho sobre el tema porque tendría que sopesar si me apetece más aprender, divertirme, cotillear, arriesgar...mejor un poco de todo y entonces la elección es ciertamente difícil. Tus "elegidos" me encantaron. Un beso,

Maca

Marisilla dijo...

Hola guapíiiiiisima!!
Aisss, que ilusión recibir noticias tuyas, no sabes la alegría que me has dado!!!
¿Qué tal todo? Ya veo que cansadita por el tema de los niños...jejejeje (se lo que es). Pero bueno, sarna con gusto no pica, verdad???.
Cielo me ha encantado esta entradita, es genial!!
Muchísimos besos y cuídate. Cuando tengas un ratito mándame un correíto andaaaaa, que me gusta saber de ti.
Besotes mil!!!