lunes, 27 de febrero de 2012

Unos pendientes, una historia.




Este Domingo en Madrid ha hecho un tiempo de escándalo, sol, sol y más sol!  Lo siento mucho por la naturaleza, el campo y las  restricciones de agua que seguro que tenemos este verano, pero reconozco que he disfrutado mucho de estos días tan calurosos.

Bueno, como iba diciendo, el domingo hizo un día espectacular, con lo que los niños se pasaron casi toda la mañana jugando con el esposo en el jardín, ratito que yo aproveché para subir al estudio y terminar unos diseños en los que llevaba tiempo trabajando.  




La idea para esos pendientes surgió en diciembre, mientras miraba algunos de mis libros de diseños.  Me gustan mucho los libros de arte y tengo varios de diseños decorativos, como siempre pensé lo bonitos eran y que pena no poder darles algún uso.  Umm... los podría usar para enmarcar las láminas, forrar algún mueble, y que tal hacer un colgante o unos pendientes?




Una vez tomada la decisión comenzó la búsqueda de los materiales para "articular" el diseño.  Tela marinera.  No encontraba lo que quería en las tiendas físicas y al final lo tuve que pedir fuera (bendito internet).  Como ninguna historia es perfecta, uno de los paquetitos se perdió en el universo de correos, no una si no dos veces.  El amable señor Koreano al que le mandaba mails para que por favor investigara porque mi pedido no me había llegado no daba crédito, y yo tampoco, pero la cosa es que si los materiales tenían que haber tardado dos o tres semanas en llegar al final tardaron casi dos meses.


Y al final ayer, casi tres meses después de la idea original pude terminar los primeros pares de pendientes.  Qué os parecen?  A mi me parece que la espera ha merecido la pena (eso y que tengo que ordenar mi banco de trabajo...).

Besos y feliz Lunes

12 comentarios:

Tracy dijo...

Sin duda valió la pena esperar para ver terminada esa obra de arte, son muy bonitos.

Sonia Otero dijo...

Sí ha merecido la pena, las ilustraciones con sus colores son muy bonitos y con un encanto especial. Lo de conseguir materiales en tiendas físicas...mmmmm, qué me vas a contar eso casi siempre es una misión imposible, sobre todo cuando tienes una idea en la cabeza y te faltan los materiales, en fin, hay que arriesgarse a perder algunos paquetes en el envío.
Buena semana!!

anouk dijo...

Enhorabuena!, han quedado preciosos.
bsstes

elcuadernodeideas dijo...

Preciosos. La espera doble (inspiración y material) ha merecido la pena. !Qué lindos!

La Minomalice dijo...

Preciosos!! Ay, yo hace siglos que desistí de encontrar lo que quiero en las tiendas físicas, casi todo lo pido por Internet, excepto las chucherías de las mercerías que me encanta verlas, tocarlas y disfrutar como una niña pequeña.

Besos!
Ana.

Maru dijo...

Preciosos esos pendientes, muy originales! Has tenido una muy buena idea, me encantan!
beso grande

Piluka dijo...

Que bonitas son las ilustraciones de ese libro.
Los pendientes te han quedado preciosos, ha merecido la pena esperar!.
Yo también cada día me veo mas ojeras y mas canas, pero se soluciona con una buena peluquería, un buen corrector de ojeras y optimismo.
Un beso muy fuerte y a ponerse guapa!
Muakkkk

jane dijo...

I love them! And i loved reading your thought process. :)
P.s. i'm flying to the us out of madrid on the 29th. If i get stuck at the airport, will you have coffee with me? :)

Gudulina dijo...

Decir preciosos es poco, aunque ahora no se me ocurre otro adjetivo.

Isa dijo...

pues totalmente maravillosos

montse llamas-artsandcats dijo...

Desde luego que lo mejor de los objetos, en este mundo en que nos sobran tantas cosas, son las historias que hay detrás de ellos. Y la sensibilidad que se les pone al hacerlos.

Hampton dijo...

Preciosos los pendiente, ideales imágenes y ¡qué envidia de manos, parecen de anuncio!
Felicidades, Reyes.
Besos
Piola