lunes, 31 de agosto de 2009

Estado de Negación


Acabo de volver de vacaciones y me encuentro en estado de shock. Los ingleses tienen una palabra que lo describe muy bien, Denial, negación. Es cuando te repites una y otra vez, "no puede ser que se hayan terminado las vacaciones, no puede ser que hoy haya tenido que madrugar, no puede ser que ya no estoy con mi familia y amigos, no, no y no".

Además de encontrarme en estado de negación, también he entrado en un estado de por-que-ismo, es decir, que no hago más que preguntarme Por qué:

Por qué han pasado las vacaciones tan rápido?
Por qué hace tanto calor en Madrid? (las vacaciones las paso en el norte y todas las noches he dormido con una mantita, es maravilloso).
Por qué hoy, mi primer día de trabajo, había tanto atasco?
Y en clave Marujil:
Por qué se ha acumulado tanto polvo si dejé la casa bien cerradita?
Por qué hay tanta plancha si yo metí todo en la maleta limpio y bien dobladito?
Por qué me quieren cobrar una fortuna por un kilo de tomates que no tienen sabor? (y es que en verdad la huerta riojana no tiene Parangón!).
Por qué he engordado tanto? Para este tengo respuesta, porque he comido mogollón! Es que no se puede ir a Galicia y a La Rioja y no comer. Viva las comilonas y los michelines veraniegos! A fin de cuentas, hay que coger fuerzas que el invierno es muy largo y muy duro ;-)

En fin… pero no va a ser todo un post triste y melancólico, a fin de cuentas, el verano ha sido estupendo, he descansado, me he reído mucho, he disfrutado de mi esposo y de mis niños y he estado con mis seres queridos, en verdad, no me puedo quejar. Así que para animar este lunes os voy a contar mis descubrimientos del verano.


Para comer: Bar el Iglesario, en Cela (Parroquia de Bueu) Pontevedra. Para comer, cenar, tapear, lo que se quiera! En estos momentos me estoy acordando de sus almejas, bruños y empanadas y noto como se me caen unas lagrimitas de la emoción, snif, snif. Simplemente sensacional!


Para leer: Eat, Pray, Love de Elizabeth Gilbert. Esta ha sido un descubrimento tardío, me lo prestó mi cuñada a mediados de verano así que todavía no lo he terminado, pero lo que he leído hasta la fecha, me ha encantado!


Para comprar: Melocotones de Lardero! (en esta vida no puede ser todo ropa, libros y complementos!). En serio, creo que nunca en mi vida he tomado una fruta tan, tan, rica. Y ese olor que desprendían que impregnaba toda la cocina, oh! Que delicia! Lo sé, lo sé, me he vuelto todavía más rústica (si eso es posible) en este mes, pero lo dicho, tengo todo el invierno por delante para volverme urbanita otra vez.

En el plano creativo… pues como que he estado un tanto perezosa la verdad. Lo único que he hecho este verano ha sido pintar una puerta (de marrón) y pegar una perla que se le había soltado de un collar a una amiga de mi madre. Eso cuenta como creatividad?

En fin, que estamos de vuelta. Feliz Lunes!

5 comentarios:

Rocio dijo...

welcome back sis!!! Tienes razón, lo mejor de la vida es realmente esos sencillos placeres compartidos con tus seres queridos.
El libro promete, ya me dirás cómo acaba.
ps- yo también estoy en "denial"

nimenos dijo...

Hace un tiempo mi tía y yo teníamos la recurrente conversación sobre qué haríamos si nos tocara una lotería de las gordas... Mi tía se extrañó muchísimo cuando que le comenté que yo no volvería a trabajar (hay que decir que mi tía es sindicalista). Cuando repaso el concepto me doy cuenta que no es que no vuelva a trabajar, pero sin duda escoger los mejores melocotones de Lardero, descubrir bares que te llenan no sólo el buche si no el alma también, o arreglar un collar de una amiga es un trabajo mucho más gratificante del que tengo. Lo juro.

elena dijo...

Hola Reyes: soy Elena (Munilla), tu hermana me comento lo de tu blog, y ha sido todo un descubrimiento, me ha encantado de verdad.
Tus diseños son preciosos y con mucho gusto.
Prometo seguirte y dejar mis pinceladas.
Besos¡
Elena

Reyes dijo...

Bienvenida y muchas gracias, me hace mucha ilusión que te guste mi bloggito. A ver si el año que viene coincidimos!

besos

Mónica Encinas dijo...

Bueno aunque un poco tarde, yo también me encontraba el domingo y el lunes en estado denial, era una especie de pesadilla recurrente que me venía a la cabeza cada vez que pensaba en el lunes... Ya me hecho a la idea de que "tampoco está tan mal..."jajajaaj.
En fin espero que la vuelta al trabajo haya sido lo menos traumática posible para todas.
Besines