miércoles, 2 de diciembre de 2009

Una Pequeña Historia Urbana

El otro día me pasó una cosa muy curiosa en el autobús, llegué corriendo (como siempre) y sorprendentemente, había un sitio libre! Así que me senté y los ojos se me fueron al llamativo broche que llevaba mi compañera de asiento, y pensé… anda! Una Lulaila! Pero…no, no lo pensé, en realidad lo dije en voz alta! La dueña de la lulaia, se me quedo mirando con una cara entre horrorizada de haberse sentado alado de una cotilla y encima parlanchina y feliz y de estar absolutamente encantada de ver que su precioso broche era conocido y apreciado por una desconocida. Al final decidió que estaba encantada y me contó la historia del broche, que si los hacía una chica de Bilbao (ya lo sabía…) que se lo había regalado su novio y que llamaba la atención cada vez que se lo ponía.

El trayecto llegó a su fin y nos despedimos encantadas de haber coincidido. Yo la felicité por su buen gusto y su novio tan detallista y ella me felicitó por mis “conocimientos del mundo blog” y prometió visitar azul-blue (aunque estuve poco lista, no llevaba tarjetas ni boli encima y le dije el nombre de viva voz: Desconocida del broche de Lulaila, si te quedaste con la copla del nombre del blog y hoy nos has visitado, muéstrate!).

Llevo tiempo siguiendo el trabajo de infinidad de personas muy creativas en la red y encontrarme con la Lulaila me hizo mucha ilusión, fue casi como encontrarme con una amiga. Aunque os voy a contar un secreto… lo que de verdad me encantaría es encontrarme algún día con una desconocida que lleve alguna de mis creaciones puestas y decirle… hola, eso lo he hecho yo ;-)

Feliz Jueves

5 comentarios:

Rocio dijo...

Lo siento, creo que yo no cuento como desconocida, no??? y si me pongo un bombín y bigote de Poirot, tú crees que colará???
piensa que tus creaciones son tan exclusivísimas que el día que veas a una perfecta desconocida llevando una a lo mejor te da un síncope y mueres de gusto allí mismo !!! Besitos

nimenos dijo...

Son diabólicamente encantadoras, sí... somos varias las que hemos caído rendidas a la sinvergonzonería de las insolentes señoritas de Marta....

El jardín de Lulaila dijo...

Gracias a Nimenos me he encontrado con este post, y no te puedo decir que me ha hecho mucha ilusión porque es mas que eso.Me ha encantado!!!!!!! Besos, Lu

macarena dijo...

Uy, yo también espero encontrarme algún día con esa sorpresa. Te debe dar un subidón!!!!. Creo que si me encontrara una lulaila o cualquier otra creación de alguna blogera artista, me pondría contentísima, porque es como si fueramos una gran familia. Como me gustan estas historias urbanas, que no leyendas, reales como la vida misma... Y a las Lulailas es imposible resistirse, ay mi insolente Matilde que se lleva todas las miradas cada vez que la saco de paseo!!!!.
Un beso y feliz puente,

Macarena

Elenilla dijo...

A partir de ahora yo tb reconoceré una Lulaila cuando la vea ;-)

Ojalá se te cumpla el sueño y algún día veas a alguien con una de tus creaciones.

Besos