jueves, 20 de octubre de 2011

Book

Como ya os he comentado alguna vez, el esposo es muy tecnológico, adora la tecnología y tiene todo tipo de máquinas y artilugios electrónicos.

Yo soy lo que denomino “Tecnológica Consorte”. Os preguntaréis que es eso?  Muy sencillo, que a mi la tecnología no me llama la atención especialmente pero disfruto y uso la que se compra el esposo (mi consorte) o la que amablemente me regala para que no me quede atrasada en el mundo real.

El último artilugio que ha llegado a mis manos por mediación de mi esposo ha sido el Kindle de Amazon (no se si os he dicho alguna vez que Amazon es mi tienda favorita en el mundo mundial desde hace más de una década por lo que en casa realmente no podríamos tener otro e-book).  Bueno, el caso es que no dispongo de mucho tiempo para la lectura, pero ayer tuve un ratito así que decidí coger mi súper Kindle y… resulta que se había quedado sin batería!!  Estupendo rebote el que me cogí.  Eso nunca pasa en un libro convencional, y entonces me acordé de una peliculilla que circulaba por la red hace cosa de un año que iba precisamente de eso, de los libros de papel y de los e-libros.  Os dejo con ella y me decís que os parece.

Feliz Jueves


2 comentarios:

Maru dijo...

Un gran invento el Kindle pero nada remplaza un buen libro, su olor, el ir pasando las hojas, guardar flores entre sus paginas. Beso grande!

tránsito inicial dijo...

A mi me perace bien hay que adaptarse a los nuevos tiempos y es una nueva manera de leer,eso es lo importante inculcar la lectura con el metodo que sea.
saludos